26.1.07
me voy otra vez

¿qué otra cosa puede esperarse de mí
si fui concebida en una camioneta?

(además era una combi volkswagen, anaranjada con una franja amarilla: no se puede más representativo de quienes confundieron y seguirán confundiendo, por los siglos de los siglos, la libertad con la carretera)
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 18:21 ¤ 9 posdatas
go pig
andrei cayó de la nada

traía tres suéteres puestos, una mochilota y la misma resaca de todos los que acabamos de pasar un mes en familia

traía también una gran noticia:
estamos en año cerdo, que es nuestro año

celebren los nacidos en el 95, 83, 71, 59, 47, 35 y 23

(y si pasa por aquí un cerdo 95 o 23, que no se vaya sin dejar una posdata)
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 02:59 ¤ 1 posdatas
25.1.07
por fin alguien hizo algo al respecto

¿qué ven con tanto interés, chicos?
¿mi blog?
¡no!
¡es algo mucho mejor! (sic)
¡ven a ver!


 
dijo Laia Jufresa en punto de las 13:19 ¤ 10 posdatas
24.1.07
pedagogía
Ayer, en caprichosa celebración de mi primer sueldo, Alejandro y yo nos compramos una botella de amareto. En algún momento de la botella él me contó de un programa de TV en el que una chica -que vive felizmente sola- se ahoga al comer. En ese momento a la chica se le ocurre que ¡oh es terrible vivir sola porque ¿quién va a salvarte cuando te ahogues?!

Luego leí este post.

Ahora me pregunto por qué con la cantidad de horas libres y perdidas que tuvimos todos en la secundaria, nunca se le ocurrió a alguien enseñarnos algo tan elemental e importante como que, algún día, iba a asfixiarnos nuestra soltería.
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 13:39 ¤ 3 posdatas
22.1.07
biutiful bici

éste y otros biutifuls batiks, by la china
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 23:09 ¤ 3 posdatas
encuesta

el 007 será un año...

a) de misiones secretas
b) de nunca decir nunca jamás
c) de autodestrucción
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 14:07 ¤ 12 posdatas
20.1.07
koyaaniskatsi

maquetísticamente hablando, no hay nada más CHINGÓN que aterrizar
en una noche clara
en el d.f.
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 01:05 ¤ 0 posdatas
18.1.07
revelaciones tejón

hoy en el parque intenté defender el bronceador de una ñora de las garras de un tejón. se emputó (el tejón, no la ñora), me atacó y ahora tengo cuatro rayas-heridas en mi manita derecha. cuando regresé a casa me lavé bien la mano. en el preciso instante en que vertía el jabón se me ocurrió que qué tal si en serio me estoy convirtiendo en una persona seria...

y sentí pánico.

 
dijo Laia Jufresa en punto de las 00:33 ¤ 5 posdatas
16.1.07
juguem a fet i amagar
salgo de las oficinas de la radio buscando un sitio donde fumar legalmente mi cigarro. voy al pasillo-balcón del 2ndo piso. al otro extremo hay un gimnasio cuya peculiaridad consiste en ser “sólo para mujeres”. desde esta altura puede corroborarse que cancún todavía es mayoritariamente planta baja, pero es otro contraste el que me atrae. desde donde estoy parada me quedan:

de un lado las mujeres ejercitándose entre mujeres
(que es como decir : los cuerpos)
y del otro los radiolocutores
(que es como decir : las voces)

me digo entonces que es incalculable la diversidad de mezclas
entre cuánto y qué queremos mostrar,
y cuánto y qué decidimos esconder.
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 18:05 ¤ 0 posdatas
15.1.07
atletismo
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 00:14 ¤ 3 posdatas
12.1.07
alergias paralelas
Soy alérgica al repelente para moscos, al orden y a los must. Además lo hago todo al revés. Ahora que estoy en un paraíso tropical muy lejos de mi casa, me he hecho una rutina. Es linda: me prestan un escritorio, de 9 a 2 todos los días, en las oficinas de RFQR y EV para hacer mi chamba. Y por las tardes me doy a otra labor nueva: me educo. Que es para decir que me entrego solícita a un inédito acercamiento con lo que en ocasiones pasadas se me ha señalado como un "must". A ratos leo Las muertas y a ratos Leviathan. Veo Saber y ganar y, en el apartado especial de mi nueva educación intitulado clásicos de la pantalla, hoy vi con mi Iaia Lo que el viento se llevó. No estuvo mal pero fue más corta de lo que me habían contado. La Iaia dijo que según ella le faltaban escenas. Ahora, wikipedia me informa que sólo vi la 2nda parte. Es una tragedia para mi nueva educación que quería for once ir en línea recta. Alguna vez alguien me dijo que mi signo era el mejor "porque cáncer es el único que lleva su casa a todos lados". Quizás por eso hago el trabajo que hago, cuyo único requisito es contar diariamente con una superficie plana. Mi trabajo va conmigo a todas partes: es alérgico sólo a mi falta de rutinas. ¿Quizás este año cambiará todo? ¿la cuesta se sube sólo con disciplina? No sé, I will think about it tomorrow, diría la O´Hara. Lo cierto es que el único must que defiendo es el de hacerse de vidas paralelas.
Y el de creerselas.
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 00:28 ¤ 5 posdatas
9.1.07
la novela que algún día escribiré
Porque hace días que se acabó The History of Love (altamente recomendada, por cierto), me bajé un Agatha Christie del librero: El espejo se rajó de lado a lado. Nada se compara con mi deliciosa regresión de esta tarde, junto a la ventana porque llueve, y esa peculiar sensación de infancia. Ni siquiera el pequeño misterio de POR QUÉ NADIE COMENTA MI MARAVILLOSO VIDEO DE ACÁ ABAJO (y, por cierto, súbanle el volúmen antes de verlo).

Mañana me vuelvo a mi casa así que he empezado una lista detallada de los apodos que me tiene mi iaia: cuquis naquis, bulto sospechoso, catérvica, bestia peluda, encanto... ahora no recuerdo otros, pero hay algunos neologismos bastante peculiares.

Lo cierto es que no me gusta despedirme. No me gusta no hablar catalán, que es lo que se escucha en esta casa cuando creen que no estás en la plática (cuando estás en la ventana todo el día, con una Miss Marple particularmente mal traducida) y no me gusta irme. Pero me llevo algunos acetatos viejos. Eran de mi abuelo o de mi padre cuando era niño, no sé bien. También encontré un examen de primaria (mayo del 56) y un reglamento del 48. Hay que ver las cosas que se roba cada quién...

De todo lo que leí de la Christie -y en verdad que fue mucho- sólo recuerdo dos y no los títulos. Uno era un asesinato en un avión y la solución era bellísima: lo habían matado mandándole un aguijón con un popote. El otro era un cuento breve en el que una pareja recibía una herencia supuestamente escondida en un mueble. Pero destripaban el mueble entero y no aparecían más que cartas y papeles viejos. Luego Miss Marple, en dos segundos les revelaba la verdad: que era en los timbres que estaba la fortuna.

Cuando tuvieron que separarse (porque él huyó a México y ella a Arbucias), mis bisabuelos establecieron un código secreto de correspondencia.

El código dictaba -y es aquí donde nace la novela que algún día escribiré- que si mi bisabuela firmaba la carta como "María", es que estaban obligándola a escribirla. En cambio, si firmaba también con apellido, significaba que la carta era cierta.

Las cartas siempre dijeron "vuelve, que Franco te dará la bienvenida".

Y siempre estuvieron firmadas como María.

De todos los libros de Christie que leí (yo que escarbo las cajas de mi abuelo con la certeza de que algún día me develarán algún misterio), nunca jamás logré adivinar quién era el asesino.
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 18:02 ¤ 2 posdatas
6.1.07
el misterio, ese bluff


(título fusilado de acá)
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 16:59 ¤ 9 posdatas
3.1.07
castillo viejo
Éste es mi regalo de temporada para todo el que pase por acá. No se engañen: no es un regalo fácil. Es lo que se dice un regalo interactivo, a largo plazo. La idea es: lo leen, lo memorizan (si tienen la memoria de mi abuela es suficiente que lo reciten de vez en cuando, si tienen la mía lo anotan, y anotan siete veces en dónde fue que lo anotaron) durante veinte, o cuarenta, o los suficientes años como para que les nazca un nieto. Luego se lo recitan ocasionalmente al nieto, muy de vez en cuando durante sus, pongamos, diez primeros años. A continuación se deja reposar durante otros doce, o quince, o bien hasta una noche en que se encuentren de nuevo con el nieto en cuestión, de preferencia éste flotando en el agua y arriba luna llena, y ustedes, como que no quiere la cosa cantan al aire alguna canción, luego otra, y luego casualmente atacan: recitan el cuento largo tiempo atrás memorizado. En ese momento quizás, probablemente, si siguió usted todos los pasos, el nieto en cuestión se sienta genuinamente feliz, y entienda algo. (Sobra decir que este regalo no está garantizado. Quizás el nieto no lo pele, quizás no entienda nada como suele. Este regalo es lo que se dice una apuesta. Pero en fin, vale la pena intentarlo, después de todo (querido-lector-gracias-por-venir-feliz-navidad-feliz-año) siempre hay cosas más inciertas.)


El Castillo Viejo

A cuatro leguas de Pinto
Y a treinta de Marmolejo
Existe un castillo viejo
Que edificó Chindasvinto

Pertenecía a un señor
Algo feudal y algo bruto
Se llamaba Sisebuto
Y su esposa Léonor

Conegunda su cuñada
Y su tía Berenguela
Y una hermana de su abuela
Que atendía por Mariana

En un gótico salón
Dormitaba Sisebuto
Y un lebrel seco y enjuto
Roncaba en el portalón

Era una noche de invierno
Noche fría y tenebrosa
Noche terrible, espantosa
Noche atroz, noche de infierno

Montado en un veloz corcel
De color verde botella
Raudo como una centella
Llega al castillo un doncel

Salta el foso, llega al muro
La poterna está cerrada
Oh, exlama, me ha dado lico mi amada

De pronto, algo siente que resbala
Algo siente en la cabeza
Extiende la mano y tropieza
Con la cuerda de una escala

Y sube que sube que sube
Y trepa que trepa que trepa
En brazos cae de un querube
Que era la hija del conde, la Pepa
En lujoso camarín
Introduce a su amado
y al notar que está mojado
Lo seca bien con serrín

Entretanto Sisebuto
Ya se había despertado
Y habiendo un puñal tomado
A su hija lo clavó

La esposa del espanto desmayó
El amante quedó loco
Y el perro no llegó a tanto
Pero le faltó muy poco

Y aquí termina, señores, la historia del castillo viejo
Que se encuentra a cuatro leguas de Pinto
Y a treinta de Marmolejo
 
dijo Laia Jufresa en punto de las 22:59 ¤ 6 posdatas